1 de noviembre de 2011

Que zapatillas de entrenamiento elegir

Como no hay mucho que contar porque estamos al comienzo de temporada y los entrenamientos pues están siendo muy lights os pongo este ladrillito.
Voy  a intentar explicar sin tecnicismos y muy a groso modo,  la forma correcta de elección de unas zapatillas de running.
A mi modo de entender uno debe hacerse una serie de preguntas básicas:
¿ qué tipo de pisada tengo? ¿Cuántos km semanales voy a realizar? ¿Qué peso?  Y ¿para que las quiero (competir o entrenar)?
Si no sé el tipo de pisada que tengo probablemente a la larga con un calzado inadecuado surgirá la lesión.
Hoy en día existen muchas formas de poder realizarse un estudio de pisada. No hay que dejarse impresionar por aparatos  altamente sofisticados en apariencia. Un buen profesional solo con ver la planta del pie en descarga ya puede intuir que tipo de pisada  tiene la persona. Solo en algunos casos se necesita un material más sofisticado.  Si tenemos el mejor banco de marcha del mundo y la persona que interpreta los datos no sabe, o el mismo programa le dice que tipo de pisada es, estamos jugando a la lotería.  Lo ideal sería acudir a un podólogo.
Una vez se sabe qué tipo de pisada tiene uno ( vamos a suponer que es pronador) y de la necesidad de tener que llevar ortesis plantares (plantillas)  o no, uno acude a su tienda habitual. Debe decir que tipo de pisada tiene, peso,  frecuencia de entrenamiento y distancias; aparte de  decir si son para competir o para entrenar. Aquí ya entra el experto en zapatillas…. deberían sacar 2 modelos de zapatillas  de cada marca ( 3  marcas serian suficientes). Nos deberían calzar cada pie ( suponiendo que los dos pies tiene el mismo “defecto”, a veces no son iguales) con un modelo de zapatilla y mirarnos andar o en cinta desde atrás. Hay modelos que pese a ser de pronador no controlan todo lo que deberían ( ya sea por el peso, tipo de pisada etc etc etc) siendo este modelo descartado. Asi sucesivamente hasta quedarnos con 2 zapatillas y es aquí, donde deberíamos elegir por comodidad, color etc etc .
Un error muy común y  bastante generalizado, es que si uno lleva Ortesis plantares (plantillas) puede comprar el calzado que quiera…….. pues no.  El 90 % de la gente que lleva plantillas es pronadora por lo tanto la plantilla va a limitar el movimiento hacia la parte interna. Pero para que limite ese movimiento la plantilla ha de tener unos puntos de apoyo estables, en el caso de pronadores la parte interna. Las fuerzas que va a realizar el pie sobre la plantilla van a trasladarse de la plantilla a la zapatilla por lo tanto, la parte interna de la zapatilla debe de estar reforzada. Si llevo neutras ¿Qué pasaría?  Pues que se fatigaría antes la parte interna de la zapatilla y la durabilidad sería inferior como mal menor …. Me preocupan más las lesiones de tendón de Aquiles, ligamento interno de rodilla o lumbalgias por nombrar algunas lesiones típicas.
Os pongo un ejemplo visual ……. Zapatilla neutra o demasiado blanda con plantilla …. Se ve claramente la falta de control de la zapatilla. Este gesto repetido miles de veces imaginar lo que puede llegar a lesionar  y la percepción del corredor era que iba correctamente con esas zapatillas.
 

El peso aquí juega un papel importante….. no es lo mismo ser un peso pluma que una persona corpulenta….. a más peso mas fuerza en el impacto.  Por eso un “peso pluma” podría jugar con muchos modelos de zapatillas  (incluso neutras) y un “ corpulento el nº de modelos disminuye considerablemente. El no haber tenido lesiones hasta el día de hoy usando una neutra, no quiere decir que no se esté dañando alguna estructura. Pongo el ejemplo de cuando uno tiene 18 años ( por poner una edad) uno es capaz de salir por la noche y hacer excesos y poder soportar el día siguiente sin dormir con mas o menos solvencia. Yo ahora a los 42 necesito 4 días para estar totalmente recuperado. Pues a nivel de articulaciones y muscularmente pasa lo mismo, cada vez cuesta un poco mas de recuperar esos puntos dañados hasta que el cuerpo dice basta  y termina por romper.  “Pues fulanito hace esto, esto y esto y tiene xxxxx años y lleva estas zapatillas y no le pasa nada” , si claro, aquí entra la genética, alimentación, si uno va regularmente al fisio, si uno sigue un plan de entrenamiento “personalizado”  etc etc etc 
Y aun con todas estas precauciones a la hora de elegir una buena zapatilla, llevando plantillas o no, podemos lesionarnos. Pero entraríamos ya en otros temas como mencionaba anteriormente.
y si algo funciona cuidado al cambiar ¡¡
Espero que os sirva de algo ¡¡¡
Pedro Martín Reig ( Podólogo)
Publicar un comentario